Una técnica de meditación auténtica – Parte 2

Porangel

Una técnica de meditación auténtica – Parte 2

Sexto paso. Contemplación. En este paso, se implicará usted completamente con el objeto. De forma simplificada, la técnica consiste en reproducir el paso anterior de la exploración, pero con la imaginación.
1. Ponga la carta boca abajo para dejar de ver la imagen.
2. De memoria, repase y visualice todo el proceso de la exploración.

Proceda franja por franja hasta que haya reproducido, lo mejor que pueda, la carta completa en su imaginación. La primera vez que lo haga es posible que se olvide de muchas cosas y muchos colores y quizás sólo sea capaz de recordar y crear mentalmente la silueta de las formas que aparecían en la carta. No es importante que sea preciso, su capacidad de visualización mejorará con la práctica. Ello no significa que se le permita ser perezoso o excesivamente breve en el proceso. Debe hacerlo de la mejor forma que pueda. Debería tardar unos tres o cuatro minutos en realizar este paso, aunque si lo desea puede dedicarle más tiempo.

Séptimo paso. Negación.
1. Empezando de nuevo por el ángulo superior derecho de la carta que acaba de visualizar mediante el procedimiento de la exploración, tome la exploración superior y, desplazándose de derecha a izquierda, vaya borrando la imagen. Es decir, «deshaga la exploración»; hágala desaparecer. En su imaginación, deberá seguir viendo una carta, pero con una franja superior borrada de 1,25 cm de altura.
2. Regrese al ángulo superior derecho del resto de la carta visualizada y elimine otra franja.
3. Siga con este proceso de borrado, deshaciendo la exploración, hasta que la carta entera haya desaparecido de su mente. Duración de este paso: entre 1,5 y 3 minutos como máximo.

• Octavo paso. El estado de meditación auténtica. En este punto, se producirá un fenómeno muy interesante. Su conciencia, que ha quedado atrapada en el acto de deshacer la exploración de la carta visualizada, también se habrá «marchado» (en realidad sólo estará callada) cuando la carta haya desaparecido del todo. Su conciencia permanecerá silenciosa y el monólogo de su interior se de-tendrá. Ello dará a su subconsciente la oportunidad de hablarle y de ofrecerle mensajes e información posiblemente importantes.

Normalmente, la primera vez que se intenta realizar el proceso descrito, el estado meditativo auténtico no suele durar más que un instante. La voz interior regresa y pregunta algo como: «¿Estoy en silencio? ¿Lo he hecho correctamente?». En cuanto surge de nuevo la voz, la meditación termina. A medida que practique esta técnica conseguirá que ese instante de meditación auténtica se prolongue durante un minuto, cinco minutos o incluso más. Cuando este estado aumente su duración, experimentará usted un nuevo sentimiento: el sentimiento de encontrarse en total armonía con el universo, poseer un conocimiento absoluto y saber que, aunque las cosas deban evolucionar hasta un estado mejor, en este momento todas están como deben estar. Esto se conoce como con-ciencia cósmica o iluminación. Como ya he dicho, es absolutamente imposible describir este estado de sentimiento, este estado de existencia. Debe usted intentar conseguirlo y descubrir su belleza por usted mismo.
Ya hemos visto al principio de este apartado que no es imprescindible que practique usted la meditación. Ni tampoco lo es que practique este método concreto. Sin embargo, tarde o temprano se dará usted cuenta de que la meditación debería formar parte de su vida diaria.

Cuando decida empezar a meditar regularmente, si elige un sistema de meditación distinto del que se describe aquí, procure no engañarse pensando que medita realmente cuando lo único que hace es concentrarse o relajarse. Estos son aspectos de la meditación auténtica, pero no son propiamente la
meditación.

Además, descubrirá que todos los rituales y ejercicios que realice mejorarán mucho si practica también la meditación auténtica.

Comparte con tus Amigos


Acerca del Autor

angel Vidente Medium, Natural y Sincera

Deja un comentario