Archivo de etiquetashechizos romance

PorMary

El arte de la Alta Magia – Parte 5

En el RMDP dibujará grandes estrellas de cinco puntas, pentagramas, en el aire, de una forma determinada. Su mano izquierda debe permanecer a su lado. Si tiene un cuchillo (no el cuchillo del Aire; utilice otra daga para el RMDP), sosténgalo con la mano derecha. Si no lo tiene, cierre el puño y estire el dedo índice (primero).

Señale la parte externa de su cadera izquierda. Trace una línea por encima de su cabeza, luego desplace la hoja del cuchillo hacia la parte externa de su cadera derecha. A continuación, mueva la hoja y sitúela en la parte externa de su hombro izquierdo y luego desplácela horizontalmente a través, de modo que se sitúe en la parte externa del hombro derecho. Finalmente, vuelva a situarla en la cadera izquierda para
finalizar exactamente en el mismo punto en que empezó. Su dedo o la punta del cuchillo han de señalar siempre hacia adelante, lejos de usted. Vea el es-quema que aparece a continuación:

Cuando dibuje los pentagramas debería visualizarlos como si fueran de un color azul brillante y puro. Es el mismo color que producen las chispas eléctricas, la llama de un horno de gas, o que aparece cuando se enciende un pequeño plato lleno de alcohol líquido. Si no puede visualizarlo suficientemente bien como para «ver» realmente el pentagrama en llamas mientras lo dibuja, simple-mente sepa, sin ninguna duda, que si hubiera desarrollado mejor la visión psíquica sería capaz de verlo. Sepa que está allí. «Vea» cómo la llama sigue la punta del cuchillo o el dedo a medida que dibuja el pentagrama en el aire y sepa que la llama está allí.

Aunque la visión general que ofrece este libro le proporciona una idea acertada, cuando se disponga realmente a hacer el trabajo practique los rituales presentados hasta este punto y estudie todo el material durante al menos un mes antes de proseguir con la lección siguiente.

PorMary

El arte de la Alta Magia – Parte 4

En el altar, tenga un símbolo para cada uno de los elementos o no tenga ninguno. No debe haber ningún desequilibrio en las energías que los elementos representan. Si dispone de las armas, el símbolo del Aire debería situarse en el punto del altar correspondiente al Este, el símbolo del Fuego en el Sur, el símbolo
del Agua en el Oeste y el de la Tierra en el Norte. Si dispone de los instrumentos, éstos deben estar envueltos en un trozo de ropa de seda o de algodón mientras no se utilicen: la vara en color rojo, el cáliz en color azul, la daga en color amarillo y el pantáculo en color negro. Las tiendas de artículos de magia y
prestidigitación tienen normalmente pañuelos de seda de éstos y de otros colores y formas.

También es posible que desee utilizar una campana. Puede utilizarse para marcar el inicio y el fin del ritual, así como para separar las diversas partes de ceremonias más complejas.

Otro artículo que debe tener es la ropa adecuada. Mientras que algunas tradiciones espirituales utilizan el desnudo ritual, la Magia Ceremonial ha utilizado siempre ropas especiales. Tradicionalmente, son las túnicas «Tau», blancas o negras, llamadas así porque cuando se extienden los brazos la figura se parece a la letra griega Tau. Es una túnica muy parecida a las que visten las personas que cantan en coros o los ángeles que aparecen en las películas. Sin embargo, no es necesario llevar túnica. El objetivo de vestir una túnica es el de demostrar físicamente tanto al consciente corno al subconsciente que ya no llevamos nuestras ropas habituales. Es una forma muy clara de demostrar que nos disponemos a realizar algo muy especial y espiritual. Si no tiene usted acceso a los elementos necesarios para elaborar u obtener una túnica, simplemente busque en su armario alguna ropa que haga mucho tiempo que no lleva, o cómprese ropa nueva. Lávela a conciencia. A partir de ahora, vista esta ropa sólo cuando se disponga a realizar el trabajo ritual y nunca por ningún otro motivo. De este modo, aunque se trate de ropas normales, se convertirán en algo mágico, y usted sabrá cuando se las ponga que se dispone a realizar algo especial.

Desearía que le quedara muy clara una cosa: no debe esperar a tener todos los instrumentos para empezar a trabajar en el RMDP. Debe comenzar a practicarlo tan pronto como empiece a estudiarlo en la lección siguiente. Yo le he ofrecido algunas instrucciones sobre los instrumentos que podría querer tener, para que usted pueda empezar a buscarlos a partir de ahora. Pero, una vez que se haya instruido acerca del uso del ritual, debe empezar a practicarlo inmediatamente. Lo único que necesita para realizar el ritual es un espacio donde estar solo y no ser molestado. Puede conseguirlo ¡encerrándose en el baño, si es necesario! Y recuerde, cuanto más practique el ritual, mejor lo hará.

PorMary

El arte de la Alta Magia – Parte 3

Cuando realice el ritual debe comprender que ya no se encuentra en su casa, en su piso o en su edificio. Ni tampoco se encuentra, sencillamente, fuera. Se halla más bien en el templo de los dioses. Se encuentra también en presencia de la divinidad. Esté donde esté, cuando realice este ritual la zona se convertirá en un lugar sagrado. Deberá tratarlo como tal.
Recuerde también que es usted un principiante, un estudiante, un mago en prácticas. No es un mago ni un hechicero de alta categoría. Así pues, sea modesto, especialmente en presencia de lo divino.

Hay diversos elementos físicos que podría desear utilizar cuando realice el RMDP. Sin embargo, sólo hay una cosa que debe tener: un lugar donde pueda estar solo y no ser molestado. La práctica de este ritual no requiere más de diez minutos y, una vez memorizado, incluso menos. Asegúrese de que no le molestarán durante este breve período de tiempo. Este no es un ritual para los ojos del público.

En segundo lugar, es tradicional tener un altar. Puede tratarse de una mesa pequeña cubierta con un trozo de ropa negra, o del altar tradicional de «doble cubo». El tamaño adecuado para el altar tradicional es que mida 90 cm de alto por 45 cm de ancho y 45 cm de profundidad. De este modo, puede disponer de un altar que es como dos cubos cuadrados de 45 cm uno encima del otro (lo que haya arriba,también estará abajo). Además, representa también el plano de la Tierra porque el número de caras externas de este altar (superior, inferior, las cuatro caras del cubo superior y las cuatro del inferior) suman 10, el número de la Tierra según la Cábala.

Yo construí mi propio altar de un modo muy sencillo. En los almacenes de madera sin pulir venden cubos de planchas prensadas (también llamadas plan-chas de aglomerado) que miden 45 x 45 cm y tienen una cara abierta. Lo que hice fue clavar los dos cubos juntos y añadir un trozo de madera contrachapada de 90 cm (y de un grosor de 12 mm) para tapar las caras abiertas de los cubos. Tras haberle dado diversas capas de pintura (incluso con un recubrimiento de sellado, este tipo de madera parece absorber la pintura) y haberle añadido unas ruedas para darle más movilidad, el trabajo estuvo terminado. Tradicionalmente, el altar se pinta de color negro para representar el hecho de que nos encontramos lejos de la luz espiritual que procede de más arriba, aunque es aquí realmente don-de debemos iniciar nuestra brillante ascensión. Mi primer altar, sin embargo, es-taba pintado de blanco y tenía una hermosa figura del Arbol de la Vida (del cual hablaremos más adelante) y también del Pentagrama protector de Salomón, pro-cedente del libro The Goetia. Si decide usted construir un altar que no sea el doble cubo negro tradicional, valore muy atentamente el significado de cualquier simbolismo que desee utilizar, incluido el color.

En tercer lugar, para el trabajo ritual son mucho mejores las velas que la luz eléctrica. Podría tener una vela para el altar y quizás unas cuantas más para la habitación, si va a realizar el ritual en el interior. De momento, utilice velas blancas. Estas pueden representar la pureza (blanco) de la energía espiritual (fuego). El incienso da también un bonito toque y siempre contribuye al trabajo ritual. Se dice que el incienso representa las oraciones que se elevan hacia Dios. En este punto, no tiene importancia qué tipo de incienso utilice. Busque simplemente un aroma que le guste y utilícelo.

Existen cuatro instrumentos tradicionales, o «armas», utilizados por los magos ceremoniales. En capítulos posteriores indicaremos los detalles de su construcción. Estos instrumentos son la vara, el cáliz, la daga y el pantáculo. También puede utilizar una copa de papel para representar el elemento Agua, sal (en lugar de un pantáculo) para representar el elemento Tierra, una cerilla (en lugar de la vara) para representar el elemento Fuego y una pluma (en lugar de una daga) para representar el elemento Aire.

PorMary

El arte de la Alta Magia – Parte 2

Según mi diccionario, la palabra básico significa «algo que constituye la base, como un ingrediente; algo que es fundamental». Nunca insistiré bastante en la naturaleza fundamental de este ritual y en cómo la práctica del mismo cambiará su vida y mejorará sus habilidades mágicas y psíquicas. Yo lo he estado practicando al menos una vez al día durante casi diez años y no tengo ningún deseo de abandonarlo. Se trata de un ritual básico y breve, necesario para su desarrollo como mago ceremonial.

Existen tres motivos para practicar este ritual. El más importante, aunque también el más etéreo, es para conocerse a sí mismo. Si tiene la fuerza de voluntad de perseverar en la práctica de un ritual de este tipo, diariamente, aprenderá. Desarrollará un sentimiento distinto sobre sí mismo y sobre la relación con los demás y con el mundo que le rodea. Ello le afectará en muchos aspectos positivos, pero sutiles.

En segundo lugar, ensanchará su aura. Esto hará que los demás le tengan en mayor estima, que le respeten más y que acudan a usted buscando consuelo. Se dará cuenta de que esto ocurre cuando la gente empiece a hacerle preguntas del tipo: «¿Es nuevo, este traje? ¿Se ha adelgazado usted? ¿Se ha cortado el pelo?»,
cuando en realidad lleva un traje viejo, su pelo está igual y no ha perdido ni un gramo. La mayoría de la gente puede detectar el aura con el subconsciente y será capaz de advertir este cambio en usted. Pero no saben que es el aura lo que ha cambiado, de modo que tienen que salir con algo que les resulte familiar, algo del plano físico como puede ser la ropa, el pelo o el peso. A medida que su aura se ensanche y brille más, también se encontrará espiritualmente y psicológicamente más fuerte que nunca.

En tercer lugar, este ritual (RMDP, para abreviar) va a eliminar (desterrar) de su área inmediata cualquier influencia indeseada. Esto incluye tanto las influencias físicas como las que no lo son, entre las cuales encontramos las fuerzas astrales y elementales. Esta constituye una de las mayores defensas que existen contra el ataque psíquico. Cuanto más practique el RMDP, tanto más seguro y en paz se encontrará.

La actitud que adopte cuando realice este ritual es importante. Las personas que trabajan con ordenadores hablan de «introducir basura, sacar basura». De un modo parecido, obtendrá del ritual exactamente lo mismo que haya aportado a él. Inicie este ritual enfadado y saldrá más enfadado todavía. Debería adoptar una actitud bella y alegre. La práctica del ritual de la relajación, inmediatamente antes de iniciar el RMDP, le ayudará a conseguir el estado de conciencia deseado.

Debería adoptar una actitud muy positiva: esté seguro de que, cuando llame a los arcángeles, éstos vendrán; esté seguro de que los pentagramas se encuentran realmente allí, muéstrese convencido de que está haciendo lo mejor que puede hacer.

Sin embargo, no debe estar «ansioso por los resultados». Centre su atención en el ritual, no en aquello que espera que éste produzca. Si realiza el ritual con absoluta concentración, tendrá éxito. Si se concentra en alguna otra cosa, por ejemplo, en lo que espera experimentar o en lo que espera como resultado del ritual, dividirá sus energías, y el ritual perderá eficacia.

PorMary

El arte de la Alta Magia – Parte 1

El Arte de la Alta Magia es por naturaleza distinto a ciertos aspectos de otras formas de magia llamadas primitivas, practicadas por los seguidores de la Hechicería, la Wicca, el Vudú, la Brujería, etc. La palabra primitiva no pretende insultar a los seguidores de este tipo de tradiciones o de otras parecidas, al menos no másque el hecho de llamar «artista primitiva» a alguien como la Abuela Moisés, sino que hace referencia a estilos antiguos y a métodos más simples. Muchas personas que conozco que practican la Wicca y la Brujería están muy orgullosas de que su tradición sea a la vez antigua y simple.

Pero la misma simplicidad de estilos de magia ha dado lugar a numerosos libros sobre sortilegios y conjuros, destinados a las masas, que son en buena parte inútiles. El número de libros de este tipo dedicados al Arte de la Magia Ceremonial Cabalística es muy pequeño.

Una de las principales diferencias es que, para muchas de las técnicas «primitivas», lo único que parece necesario es pronunciar un breve conjuro y seguir el ritual de manipulación de unos pocos objetos: encender una vela, realizar el vévé del Vudú, etc. Algunas veces, los sortilegios se van mutilando con el paso del tiempo, de tal modo que los significados de las palabras originales se pierden, y el sortilegio se convierte en nada más que unos sonidos sin sentido. Aunque esto ha ocurrido también hasta cierto punto en la magia ceremonial, un mago auténtico siempre conoce el significado exacto de cada palabra y cada acto del ritual. Esto explica que sean necesarios tanta formación, tanto estudio y tanta práctica para convertirse en mago.

Las auténticas instrucciones para realizar el siguiente ritual que aprenderá, el Ritual Menor de Destierro del Pentagrama, las encontrará en la lección siguiente. Ahora, en este punto, posiblemente alguno de ustedes se quejará y pensará: «Pero este ritual lo aprendí hace años; además, ¡es tan sencillo!». Pues bien, si alguien cree que es sencillo, es que nunca lo ha realizado correctamente y con pieno conocimiento del mismo. Se trata de un ritual básico, pero no es sencillo. Es corto y fácil de memorizar, pero no es sencillo.

PorMary

Historia del Tarot – Parte 6

Pongamos ahora un ejemplo de lectura:
Mientras voy mezclando las cartas, pienso: «¿Cuál será el resultado si utilizo la magia para atraer a un nuevo amor a mi vida?». Después de cortar las cartas y de distribuirlas, aparecen tal como figura a continuación:

Mi interpretación es la siguiente:
Las cartas 1 y 2 indican que este acto me conduciría a una gran creatividad (La Emperatriz) a pesar de que podría considerarse un uso equivocado de las habilidades mágicas (El Mago [I]).

La carta 3 indica que podría proporcionar poder y eficacia (El Emperador).

La carta 4 indica que, interiormente, yo busco más el poder espiritual que la compañía sexual (La Fuerza).
Conscientemente, tal como indica la carta 5, deseo realmente una nueva relación amorosa (Los Enamorados).

La carta 6 me ofrece el consejo práctico de que la magia por sí sola no será suficiente para mantener una buena relación y que debo ser caritativo y bondadoso (El Sumo Sacerdote).

El resultado final, según la carta 7, será que, si sigo los consejos que se me han dado, sobre todo en la carta 6, mi éxito en este asunto está garantizado (El Universo).

Quisiera añadir a esta interpretación que, como la carta 6 indica, no necesito simplemente a cualquiera; necesito más bien a alguien que contribuya a mejorar mis prácticas espirituales.

La única manera de aprender el Tarot es utilizarlo constantemente. Intente memorizar los significados de las cartas, una carta cada día. Intente también realizar pequeñas lecturas para usted mismo diariamente. Sin embargo, no cuente con que sean precisas hasta transcurrido un mes, como mínimo. Seguramente no fue usted muy «preciso» cuando aprendió a montar en bicicleta o a conducir un coche por primera vez. Recuerde también que debe seguir practicando el Ritual de Contemplación del Tarot. El hecho de hacer una lectura o de practicar un ritual no salva de la necesidad de hacer ambas cosas.

Para los propósitos de este curso sólo son importantes los Arcanos Mayores. Más adelante, conocerá algo más sobre su importancia. Pero es necesario decir aquí algunas palabras sobre los Arcanos Menores. Si desea realizar lecturas generales, para usted o para otras personas, deberían introducirse los Arcanos Menores, especialmente para lecturas en profundidad. Como los Arcanos Menores no tienen un papel intrínseco en el estudio de la magia presentado en este libro, los dejaremos para otros autores.

Cuando haya estudiado y practicado el sistema expuesto aquí, durante al menos dos meses, siéntase con total libertad para estudiar el Tarot por usted mismo. Desearía añadir que no hay significados últimos ni definitivos para cada carta. Así, diferentes autores pueden presentar significados distintos para una misma carta. Añada las ideas de estos autores a todo lo que haya aprendido aquí. En la bibliografía de esta lección encontrará algunas sugerencias de libros sobre Tarot.

PorMary

Historia del Tarot – Parte 5

El esquema representa dos triángulos (el «hexagrama partido»), con una carta extra entre ellos. El triángulo superior representa las fuerzas espirituales que descienden hasta un plano físico. El triángulo inferior muestra los deseos conscientes e inconscientes y aquello que realmente deseamos o necesitamos. La carta del centro representa el resultado final de la pregunta que se ha formulado. A continuación figuran unas instrucciones paso a paso sobre cómo utilizar esta «tirada» (distribución) del Tarot para determinar el resultado de la Magia Gris. Esta lectura puede utilizarse para muchos propósitos.

1. Haga un paquete con las cartas de los Arcanos Mayores, de tal modo que estén todas en la misma dirección y sigan un orden numérico. Si están boca abajo, la carta llamada El Loco debería hallarse encima de la baraja. La carta número 21, El Universo (o Mundo), debería estar debajo.

2. Ahora, formule la pregunta. Debería ser una pregunta del tipo: «¿Cuál será el resultado si utilizo la magia para…?». No pregunte a las cartas: «¿Debería hacer esto o aquello?», ya que esto haría que las cartas fueran responsables de sus actos, en lugar de serlo usted. Se trata de buscar consejo, no de pedir instrucciones a una pseudo-mamá.

3. Mientras se concentra en la pregunta, mezcle las cartas de la forma que desee. Siga mezclándolas hasta que tenga el «sentimiento» de que ha llegado el momento de detenerse. Asegúrese también de que algunas de las cartas estén mezcladas una tras otra.

4. Corte las cartas en tres pilas hacia su izquierda. Recoja las pilas de derecha a izquierda.

5. Distribuya las cartas boca abajo sobre la mesa, según el orden que muestra el esquema. Las primeras tres cartas forman el triángulo superior que señala hacia abajo. Las cartas 4, 5 y 6 forman el triángulo inferior que señala hacia arriba. La séptima carta se colocará en el centro, entre los dos triángulos.

6. Gire las cartas que ocupan las posiciones 1 y 2. Ambas posiciones representan influencias espirituales desconocidas. La carta 2 tendrá un mayor efecto sobre usted que la carta 1. Interprete estas dos cartas.

7. Gire la carta que ocupa la posición 3. Esta representa consejo espiritual sobre el tema. Interprete esta carta.

8. Gire la carta número 4. Esta carta representa sus deseos inconscientes sobre el tema. Puede descubrir que su auténtica razón interna no tiene ninguna relación con la razón externa. Interprete esta carta.

9. Gire la carta número 5. Esta carta representa sus deseos conscientes sobre el tema. Interprete esta carta.

10. Ahora, gire la carta número 6. Esta carta le dará consejos prácticos sobre el tema. Puede sugerirle que cambie su enfoque para conseguir lo que realmente desea. Puede aconsejarle que siga adelante o que abandone el proyecto. Evidentemente, continuar o no con el proyecto depende de usted.

11. Gire la carta número 7. Esta carta es el resultado final, suponiendo que siga adelante en ese momento. Aunque la lectura hasta este punto haya sido positiva, el resultado podría ser negativo. Esto es debido a que podría haber otras consideraciones que esta breve lectura no tiene en cuenta. La tirada del hexagrama partido es un método rápido y fácil, pero no pretende ser absolutamente, y totalmente, completo. Debería ser suficiente, sin embargo, para conducirle al resto de las lecciones de este libro.

PorMary

Historia del Tarot – Parte 4

Es importante entender la diferencia que hay entre echar la buenaventura y practicar la adivinación. Cuando se echa la buenaventura se dice que algo va a pasar. Cuando se practica la adivinación, como ocurre con las cartas del Tarot, nunca se dice lo que va a pasar, sino que sólo se indica qué nos puede ocurrir si seguimos por el camino que llevamos actualmente.

Según esta visión, tenemos libertad para asegurarnos de que algo ocurra o para impedir que se produzca. Disponemos de libre albedrío, y la elección siempre depende de nosotros. Por ejemplo, si le echan la buenaventura podrían decirle que va a tener un accidente en barco en una fecha concreta. La adivinación le indicaría, en cambio, que un viaje en barco en tal fecha podría provocarle problemas y le aconsejaría que se mantuviera alejado de los barcos. Usted podría entonces cancelar el viaje en barco o ser extremadamente cuidadoso mientras estuviera embarcado. La buenaventura le dice que no tiene elección: se encontrará a bordo de un barco en aquel momento y tendrá un accidente. La adivinación le dice que dispone de libre albedrío: puede irse al desierto o, al menos, puede mantenerse alejado de los barcos. En este libro defendemos, absolutamente, el libre albedrío, no la predestinación.

Existe otra razón, una razón práctica, para practicar la adivinación en lugar de echar la buenaventura. En muchos estados, condados y ciudades es ilegal echar la buenaventura a cambio de dinero. Si usted está pensando en dedicarse a ofrecer lecturas a la gente y a cobrar por ello, le aconsejo que llame a su ocupación «asesoramiento psicológico», «adivinación» o, si obtiene un certificado ministerial,
«asesoramiento espiritual o religioso».

En las páginas siguientes presentaré un método para practicar la adivinación utilizando únicamente las cartas de los Arcanos Mayores. Quisiera destacar aquí que puede realizarse una buena lectura utilizando sólo estas 22 cartas. Suelen representar fuerzas cambiantes, en lugar de las fuerzas estáticas representadas por los Arcanos Menores. La utilización de los Arcanos Menores puede proporcionar más detalles, pero el uso exclusivo de los Arcanos Mayores ofrece más información sobre cómo están cambiando o cambiarán las cosas en su vida.

PorMary

Historia del Tarot – Parte 3

Hace algunos años, apareció una baraja bajo el nombre de «baraja de la Aurora Dorada». A pesar de tratarse de la baraja recomendada para este curso, quisiera señalar que el dibujante, Wang, incurrió en algunos errores flagrantes y en algunas omisiones. Aquí no disponemos del espacio suficiente para indicarlos, pero si usted está interesado en conocer los errores, le sugiero que compare los dibujos de Wang con las descripciones que aparecen en el libro de Regardie, La Aurora Dorada. A pesar de ello, sigue siendo la baraja simbólicamente más correcta (en el sentido de la Aurora Dorada) que hay actualmente en el mercado. 

Conozco algunas personas que aseguran ser ocultistas y que coleccionan barajas de Tarot. Su colección, en realidad, es el único argumento que tienen para decir que conocen lo oculto. Pero algunas de las barajas que coleccionan están tan alejadas de todo cuanto pudiera considerarse «metafísica» que me pregunto a qué rama del ocultismo deben pertenecer. Una baraja que vi una vez tenía cada carta dibujada por un autor distinto. A pesar de que estaba basada en la baraja de Waite, resultaba absurda hasta el punto de representar ¡personajes populares de los dibujos animados en algunas cartas! Existe otra baraja, llamada el Tarot de las Brujas (ciertamente, un insulto para muchas brujas, o para todas), que se creó
para una película de James Bond.

En resumen, nada demuestra que el Tarot provenga de una única fuente antigua, ya sea Egipto, la India, China o cualquier otro lugar. Es sabido que se introdujo en Europa a principios del siglo xiv, pero su procedencia original constituye uno de los grandes misterios del universo imposibles de demostrar (por el momento).

A continuación quisiera ofrecer mis suposiciones, también indemostrables, sobre la evolución de las cartas. Es sabido que tanto la India como China poseían juegos que, en menor grado, se parecían a las barajas de cartas. Aunque es indemostrable, yo sostengo que podría haber ocurrido que algún viajero procedente de aquellos países que se dirigiera a Oriente Medio, o quizás algún comerciante de Oriente Medio, que hubiera ido a la India o a China, dejara de algún modo uno de estos sistemas, o una versión de los mismos, en uno de los países del Oriente Medio. Posteriormente, durante las Cruzadas, un caballero podría haberse llevado uno de estos prototipos de baraja para ofrecerlo a su se-ñor o a su rey.

Más tarde, el señor o el rey, dando muestras de una egoísta vanidad («Tengo algo que vos no poseéis»), mostró el juego a un semejante, otro señor u otro rey. Esta segunda persona decidió tener uno igual. O bien, de forma parecida, el dibujante de algún señor mostró el juego al dibujante de otro señor, el cual realizó una copia directa o elaboró una versión de memoria. Trasladándose de señor a señor, de rey a rey, el Tarot fue evolucionando.

En aquel tiempo había gremios de artistas que, como los masones, podrían haber incorporado alguna forma de conocimiento místico. Es cierto que muchos artistas de la época, de épocas anteriores y de la actualidad se han interesado por la relación entre lo humano y lo divino. Uno de estos artistas podría haber añadido algún tipo de misticismo a los dibujos del Tarot, y otro artista podría haber añadido más. Este proceso habría seguido hasta dar paso al Tarot tal como lo conocemos actualmente.

Pero la pregunta básica es la siguiente: «¿Es realmente importante saber de dónde procede y cómo evolucionó el Tarot?». La única respuesta debe ser un NO rotundo, ya que la utilidad del Tarot como poderoso instrumento místico y mágico ha quedado demostrada a lo largo de los últimos siglos.

PorMary

Historia del Tarot – Parte 2

Existen muchas más historias sobre la procedencia de las cartas del Tarot. Algunas versiones afirman que los gitanos lo sacaron de Egipto. Observe que la palabra gitano deriva de la palabra egipcio. Otras historias, que presentan alguna posibilidad de ser ciertas, cuentan que el Tarot evolucionó a partir de otros sistemas de adivinación de la India y de China. Sin embargo, nada demuestra, tampoco, que esto sea cierto.
Disponemos de registros históricos de los hechos siguientes:
1. La primera mención del Tarot aparece en 1335, cuando Alfonso XI, rey de Castilla y León, lo prohíbe junto con otros juegos.
2. En 1337, Johannes, un monje alemán, escribió que «podría utilizarse para enseñar moralidad».
3. En 1392, Carlos VI de Francia compró tres juegos de los Arcanos Mayores a un hombre llamado Grigonneur.
4. Hacia el año 1400, la versión italiana, conocida como el Tarocchino, constaba de más de 100 cartas e incluía el Zodiaco y las llamadas Virtudes cristianas.

Así pues, lo más temprano que podemos fechar con precisión el origen del Tarot es a principios del siglo xiv. En aquel tiempo, como ahora, había muchas barajas no estándares. Al menos una de ellas ¡tenía más de 140 cartas! Las barajas de Tarot se utilizaban para jugar a cartas y para instruir a los jóvenes (principalmente a aquellos que no habían aprendido a leer), pero hacia el año 1800, el Tarot ya se utilizaba exclusivamente para adivinar la fortuna. La mayoría de las barajas utilizadas en aquella época se basaban en la de Carlos VI, conocida actualmente como la baraja de Grigonneur. Una de las variantes de esta baraja es el juego de Visconti; otra es el Tarot Marsellés.

La Aurora Dorada hizo gran uso del Tarot y, como ya se ha comentado, más adelante aprenderemos algunos de los usos más esotéricos del Tarot. A.E. Waite y Pamela Coleman Smith, ambos miembros de la Aurora Dorada, crearon la que actualmente es la baraja de Tarot más popular: el llamado Tarot de Rider-Waite. Cuando vio la luz por primera vez en 1910, tuvo una gran acogida porque nunca antes se había impreso una baraja de Tarot con un libro que explicara cómo utilizarla. En este caso se trataba del libro de Waite, Pictorial Key to the Tarot. De todos los densos volúmenes de Waite, éste es el de más fácil lectura.

La Aurora Dorada consideraba un secreto muy importante la versión «correcta» del Tarot (su propia versión). Waite, que había jurado solemnemente no revelar los secretos internos de la Aurora Dorada, mantuvo su palabra. Muchas de las cartas de su baraja contienen simbolismos incorrectos (comparados con la versión de la Aurora Dorada) con la intención de engañar al no iniciado.

Actualmente existen muchas barajas basadas en los dibujos de Waite. Casi cada día aparecen nuevas «barajas originales» (que, de hecho, están basadas en los dibujos de Waite y Smith). Pero todas estas barajas, según la tradición de la Aurora Dorada, contienen simbolismos incorrectos. Sin embargo, debido a su uso masivo y a su popularidad, han desarrollado una validez propia, aunque ésta no coincida con la tradición de la Aurora Dorada.

Otros miembros de la Aurora Dorada que dibujaron barajas de Tarot fueron Aleister Crowley (la baraja Thot), que mezcló las ideas de la Aurora Dorada con su propio sistema del ocultismo egipcio, sumerio y tántrico (además de añadirle una buena dosis de humor perverso), y Paul Foster Case. La baraja de Case (Tarot B.O.T.A), que ofrece una versión a medio camino entre la de la Aurora Dora-da y la de Waite, constituyó la primera revelación pública de las atribuciones que la Aurora Dorada establecía entre el alfabeto hebreo y las cartas de los Arcanos Mayores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies