Ritual del Pilar del Medio – Parte 1

Porangel

Ritual del Pilar del Medio – Parte 1

Antes de seguir con este apartado debería conocer usted al dedillo el RMDP.
Esto significa que debería tener muy claras todas las visualizaciones y debería haber memorizado todo el ritual.
El ritual que me dispongo a describir se llama el Ritual del Pilar del Medio. Su práctica adecuada le proporcionará una mayor vitalidad, le ayudará en la tarea del autodominio, a cultivar la penetración espiritual y en su búsqueda de la Magia Blanca, en el encuentro y la unión con la naturaleza divina.

El Árbol de la Vida existe en todas partes, no simplemente en forma de círculos sobre un trozo de papel o como invención filosófica. También se encuentra dentro del ser humano en una variedad de niveles. Imagínese a usted mismo dan-do la vuelta al Arbol de la Vida y apoyándose en él. Esto le dará una idea de la forma en que el Arbol de la Vida existe en el cuerpo. La Sefirá superior se encuentra justo encima de la cabeza. La segunda Sefirá está en el lado izquierdo de la cara, a pesar de figurar a la derecha en el Árbol. La tercera Sefirá se encuentra en el lado izquierdo del Arbol y en el lado derecho de la cara. Esto sigue a lo largo de todo el cuero. En la lección siguiente estudiaremos algo más sobre estas relaciones con el Arbol de la Vida, que forman parte de la Cábala no escrita.

Pero ahora debemos desviar nuestra atención de la Cábala y dirigirla hacia la India. Allí, los textos espirituales más antiguos, los Tantras, nos hablan de centros psíquicos conocidos como Chakras que se encuentran en el campo energético que rodea nuestro cuerpo. Existe también una corriente de energía conocida como Kundalini que atraviesa estos centros psíquicos. Los Tantras más antiguos hablan de cuatro chakras principales: en el ombligo, en el corazón, en el cuello y en la parte superior de la cabeza. Libros posteriores hablan de seis o siete chakras y a menudo difieren en cuanto al lugar en el que se encuentran los otros tres o cuatro. Pero lo más importante es que estos libros nos enseñan que es peligroso intentar hacer ascender la energía Kundalini a través de los centros. Para descubrir por qué es así debemos dar un salto desde la antigua India a la Europa victoriana.

Esa era la época de Sigmund Freud. Aunque Freud sobrevivió a la época victoriana, gran parte de su filosofía está influenciada por el hecho de haber sido educado en el período victoriano. También está claro que Freud, un judío, estudió la Cábala, al menos someramente. En sus primeros escritos sobre psicología, Freud afirmaba creer que realmente existía un tipo de energía física, una energía psicosexual que él llamaba libido. Freud creía que esta energía procedía de todas las partes del cuerpo y que se desplazaba a una única parte del mismo. A este proceso lo llamaba catexis. Creía también que todos los problemas psicológicos podían remontarse a bloqueos de esta energía psicosexual, la libido. Freud se dio cuenta de que, si tenía razón, entonces la forma de resolver todos los problemas psicológicos consistiría en desbloquear esta energía sexual. Esto significaba, por supuesto, que debía fomentar las relaciones sexuales entre las personas. Freud sabía que en una época en que aún dominaba la moralidad victoriana represiva, en que se cubrían las patas de los pianos con ropa porque recordaban vagamente las piernas femeninas, su idea no podría ser aceptada, sobre todo porque muchas de las personas con las que él trabajaba no estaban casadas.

Comparte con tus Amigos


Acerca del Autor

angel Vidente Medium, Natural y Sincera

Deja un comentario