La psicología normal y la paranormal – Parte 6

Porangel

La psicología normal y la paranormal – Parte 6

Finalmente, la última Sefirá está relacionada con el Guf, el cuerpo físico. Muchas personas se preguntan cómo puede el cuerpo ser un aspecto de la mente. Para mí, esta relación resulta bastante evidente en varios niveles. En primer lugar, al encarnarnos «elegimos» un cuerpo que tenga una forma determinada según el tipo de experiencias vitales que necesitemos (daremos más detalles sobre el particular cuando expliquemos la reencarnación). Además, imagine la diferencia que puede haber en la forma de pensar entre una persona nacida con graves impedimentos físicos y otra nacida normal. También hay diferencias en las psiques de las personas que son consideradas feas y las de aquellas que son tenidas por bellas, según los dictados de la sociedad. Incluso hay diferencias en las psiques de las personas con tendencia a ser delgadas y las que tienden a la obesidad. El cuerpofísico tiene un papel muy importante como parte de la psique y no debe ignorarse.

Ahora bien, después de toda esta información, nos quedamos con la sensación de «todo esto es muy interesante, pero ¿y qué?». En realidad, una vez que se conoce la base de la psicología cabalística, se pueden hacer muchas cosas con ella.

Las dos claves sobre qué puede usted hacer son las siguientes:

1. Entender el Árbol de la Vida.
2. Entender el Tarot y cómo se adapta al Árbol de la Vida.

Imaginemos que hace tanto tiempo que no ha establecido usted una relación que es incapaz de sentir deseo por una persona, aunque esta persona muestre deseo por usted. Un posible diagnóstico diría que usted ya no recuerda cómo es una relación amorosa. Necesita algo que le despierte los recuerdos. Observando el Arbol, podemos ver que lo que necesita es que le infundan imaginación (que está unida por un único camino al Yejidá, nuestro enlace con lo Divino). La contemplación de la carta conocida como El Ermitaño traerá de nuevo la imaginación a su memoria. Dedique unos minutos cada día a contemplar El Ermitaño, durante una semana. Si no consigue el objetivo de sentir deseo, no será porque haya usted fracasado, sino porque no ha logrado llevar la memoria hasta el nivel del de-seo. La contemplación de la carta La Rueda de la Fortuna durante unos minutos cada día le ayudará a conseguirlo.

Comparte con tus Amigos


Acerca del Autor

angel Vidente Medium, Natural y Sincera

Deja un comentario