La historia mitológica de la Cábala – Parte 2

PorMary

La historia mitológica de la Cábala – Parte 2

Y así fue como los secretos de la Cábala se mantuvieron ocultos durante centenares de años entre los sacerdotes hebreos. Pero los hombres y mujeres del pueblo hebreo no aprendieron el Decálogo y el resto de leyes que Dios había querido enseñarles. Por esto, Dios castigó al pueblo de Israel una vez tras otra hasta que tuvo lugar la destrucción del segundo templo, en el año 70 d. de C. Roma había ordenado la destrucción del templo y había querido acorralar a los alborotadores que agitaban y practicaban el amor libre. Uno de éstos era el rabino Simeón ben (escrito a veces bar) Yojai, que consiguió eludir a los romanos escondiéndose en una cueva con su hijo durante 13 años (el número 13 tiene un significado especial que revelaremos más adelante en este curso). En la cueva, estos dos hombres cultos escribieron los secretos de la Cábala por primera vez en un gran conjunto de libros titulado Zohar (Libro del Esplendor) y en uno más pequeño titulado Sefer Yetsirá (Libro de la Formación). Más adelante, cuando se generalizó la edición gracias a Gutenberg, gente de todo el mundo tuvo acceso a estos libros. Es por esto que, a pesar de que muchos judíos han criticado la diáspora, el exilio del pueblo judío a todas las partes del mundo tras la destrucción del segundo templo, aquellos que tienen una inclinación mística mantienen que la diáspora fue un regalo de Dios a la humanidad, ya que de esta forma el pueblo judío pudo difundir la sabiduría divina alrededor del mundo en lugar de mantenerla escondida en una pequeña área del Oriente Medio.

Creo que éste sería el momento adecuado para contarle una parte muy breve de mi historia personal. Antes de que yo naciera, mi padre decidió cambiar el apellido de la familia. El apellido de la familia era Katz, y mi padre, de pequeño, había sido la burla de sus compañeros en la escuela porque solían llamarle «pussy Katz».* Así pues, tras el nacimiento de mi hermano mayor, mi padre decidió cambiar el apellido de la familia para que su hijo no fuera víctima de las burlas. Pero el apellido Katz es una abreviación, o unas siglas (en la Cábala se dice que es un Notaricón, de lo cual hablaremos más adelante). Es una abreviación de Kohain Tzeh-deck (con la adición de una vocal entre las letras iniciales de ambas palabras) y significa «sacerdote honrado». De modo que podría ser que yo fuera un descendiente de la antigua casta sacerdotal, con lo cual tendría el derecho de aprender y compartir la Cábala. Pero antes de que piense que me he inventado todo esto, deje que le recuerde que esta «revelación» aparece en un apartado llamado «Mitológico».

Comparte con tus Amigos


Acerca del Autor

Mary Vidente Medium, Natural y Sincera

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies