La cruz – Parte 6

PorMary

La cruz – Parte 6

Como la letra «I» de la fórmula «INRI» está repetida y representa dos de los elementos mágicos, los tres miembros del panteón egipcio, Isis, Apofis y Osiris, pueden representar los cuatro elementos de los que se compone todo en la Tierra. También pueden representar conocidos pensamientos de alquimia y, si lo desea usted, pueden representar también algunas de las ideas básicas del cristianismo, aunque éste las «tomara prestadas».

Es interesante observar que el Notaricón, la abreviatura de las primeras letras de Isis, Apofis y Osiris, «IAO» (pronunciado iiiii-aaaaa-00000) forma el nombre del dios supremo de los gnósticos, una secta temprana del cristianismo.

Los dioses resucitados o redentores están siempre asociados con el Sol. El Sol es el principal dador de luz a nuestro planeta. Se deduce, pues, que la luz está siempre asociada con la idea de un dios redentor. Por este motivo, los grupos ocultistas benéficos o «blancos» intentan siempre aportar la luz (la luz espiritual) a la humanidad.

En latín, la palabra luz se escribía LUX y se pronunciaba «lux», con una «u». En los rituales, representamos deteuninadas ideas arquetípicas para nuestras psiques mediante posturas y acciones. Es fácil poder representar la idea de la Lux espiritual o «luz» deletreando la palabra mientras la  gestos. Por ejemplo:

− L: El brazo izquierdo recto hacia un lado, horizontalmente, con la palma de la mano hacia delante. Brazo derecho hacia arriba, con la palma hacia la izquierda.
— V: Ambos brazos rectos por encima de la cabeza, formando la letra «V». Las palmas deben estar  unos 60 grados.
— X: Los brazos cruzados sobre el pecho, el derecho por encima del izquierdo.

Estos gestos son la base de lo que se conoce como gestos Lux. Al conocer la idea representada por nuestro concepto místico de luz, podemos utilizar los gestos para aspirar a la iluminación (Lux) implicada en estos «gestos del arte».

He aquí otra cosa interesante en relación con la idea de Lux. En números romanos, L = 50, V = 5 y X = 10, la palabra suma 65. En hebreo, las letras álef = 1, dalet = 4, nun = 50 y yod = 10, también suman 65. Estas letras forman el nombre A-do-nay (mi Señor), uno de los nombres de Dios. Como usted recordará, se utiliza en el RMDP. Si la luz espiritual (Lux) = 65 y la Divinidad (en el aspecto Ado-nay) = 65, entonces, según la Gematría debemos suponer que existe alguna relación entre ambas cosas. Esta relación existe: ¡son una misma cosa! La Divinidad última es la luz espiritual infinita conocida en hebreo como En sof or (que significa «luz sin límite»), el tercer velo de la «existencia negativa» antes de que Dios empiece a manifestarse en Keter.

Comparte con tus Amigos


Acerca del Autor

Mary Vidente Medium, Natural y Sincera

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies