Historia del Tarot – Parte 2

PorMary

Historia del Tarot – Parte 2

Existen muchas más historias sobre la procedencia de las cartas del Tarot. Algunas versiones afirman que los gitanos lo sacaron de Egipto. Observe que la palabra gitano deriva de la palabra egipcio. Otras historias, que presentan alguna posibilidad de ser ciertas, cuentan que el Tarot evolucionó a partir de otros sistemas de adivinación de la India y de China. Sin embargo, nada demuestra, tampoco, que esto sea cierto.
Disponemos de registros históricos de los hechos siguientes:
1. La primera mención del Tarot aparece en 1335, cuando Alfonso XI, rey de Castilla y León, lo prohíbe junto con otros juegos.
2. En 1337, Johannes, un monje alemán, escribió que «podría utilizarse para enseñar moralidad».
3. En 1392, Carlos VI de Francia compró tres juegos de los Arcanos Mayores a un hombre llamado Grigonneur.
4. Hacia el año 1400, la versión italiana, conocida como el Tarocchino, constaba de más de 100 cartas e incluía el Zodiaco y las llamadas Virtudes cristianas.

Así pues, lo más temprano que podemos fechar con precisión el origen del Tarot es a principios del siglo xiv. En aquel tiempo, como ahora, había muchas barajas no estándares. Al menos una de ellas ¡tenía más de 140 cartas! Las barajas de Tarot se utilizaban para jugar a cartas y para instruir a los jóvenes (principalmente a aquellos que no habían aprendido a leer), pero hacia el año 1800, el Tarot ya se utilizaba exclusivamente para adivinar la fortuna. La mayoría de las barajas utilizadas en aquella época se basaban en la de Carlos VI, conocida actualmente como la baraja de Grigonneur. Una de las variantes de esta baraja es el juego de Visconti; otra es el Tarot Marsellés.

La Aurora Dorada hizo gran uso del Tarot y, como ya se ha comentado, más adelante aprenderemos algunos de los usos más esotéricos del Tarot. A.E. Waite y Pamela Coleman Smith, ambos miembros de la Aurora Dorada, crearon la que actualmente es la baraja de Tarot más popular: el llamado Tarot de Rider-Waite. Cuando vio la luz por primera vez en 1910, tuvo una gran acogida porque nunca antes se había impreso una baraja de Tarot con un libro que explicara cómo utilizarla. En este caso se trataba del libro de Waite, Pictorial Key to the Tarot. De todos los densos volúmenes de Waite, éste es el de más fácil lectura.

La Aurora Dorada consideraba un secreto muy importante la versión «correcta» del Tarot (su propia versión). Waite, que había jurado solemnemente no revelar los secretos internos de la Aurora Dorada, mantuvo su palabra. Muchas de las cartas de su baraja contienen simbolismos incorrectos (comparados con la versión de la Aurora Dorada) con la intención de engañar al no iniciado.

Actualmente existen muchas barajas basadas en los dibujos de Waite. Casi cada día aparecen nuevas «barajas originales» (que, de hecho, están basadas en los dibujos de Waite y Smith). Pero todas estas barajas, según la tradición de la Aurora Dorada, contienen simbolismos incorrectos. Sin embargo, debido a su uso masivo y a su popularidad, han desarrollado una validez propia, aunque ésta no coincida con la tradición de la Aurora Dorada.

Otros miembros de la Aurora Dorada que dibujaron barajas de Tarot fueron Aleister Crowley (la baraja Thot), que mezcló las ideas de la Aurora Dorada con su propio sistema del ocultismo egipcio, sumerio y tántrico (además de añadirle una buena dosis de humor perverso), y Paul Foster Case. La baraja de Case (Tarot B.O.T.A), que ofrece una versión a medio camino entre la de la Aurora Dora-da y la de Waite, constituyó la primera revelación pública de las atribuciones que la Aurora Dorada establecía entre el alfabeto hebreo y las cartas de los Arcanos Mayores.

Comparte con tus Amigos


Acerca del Autor

Mary Vidente Medium, Natural y Sincera

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies