Las mejores tarotistas de España 806 002 133 - 0,42€/min

Tarot mar de amor

Recapitulación, La técnica. El auto-Conocimiento, el auto-Descubrimiento, la Auto-exploración, es completamente necesaria para nuestra propia REALIZACIÓN. Y es por ello que en todas las Escuelas Esotéricas del pasado y del presente hagan un especial hincapié en ese “AUTO-CONÓCETE”. Este requisito, hoy en día, sigue siendo uno de los PILARES básicos para la Auto-Realización íntima del SER. Se espera que el discípulo procure cada noche, antes de retirarse a descansar, recapitular todos los incidentes, sucesos, pensamientos, emociones, palabras y actos del día, debiendo hacerse en orden de tiempo invertido, comenzando con los acontecimientos inmediatos y retrocediendo hasta el momento de levantarse. Existen cuatro razones principales para que la Recapitulación Vespertina llegue a ser parte integrante de nuestro trabajo espiritual. Para los Maestros la recapitulación es un asunto mucho más profundo y complejo que un psicoanálisis intelectual. En la práctica de la recapitulación tratamos directamente con un gran caudal de energía “embotellada” que poco a poco vamos liberando. Es uno de los trabajos espirituales más importantes y eficaces que existen para acrecentar nuestra energía espiritual, y deshacer todos los “nudos psíquicos” que nos impiden avanzar.

Redimir la materia. Equivale a sacar el espíritu del átomo. Es divinizar la materia, materializando al Espíritu, el cual puede obrar a través de ella sin ningún impedimento mayor. Es una de las dos misiones que tiene el hombre encarnado, veamos: 1ª Aprender de este mundo todas las lecciones y convertirse en un Maestro de Sabiduría, y 2ª; glorificar la porción de materia utilizada, redimir la materia atómica, alcanzando ésta su más elevada evolución posible. Sería como producir, gracias a la divinidad del hombre realizado, porciones de Sol Terrestres. Cuando todos los hombres del mundo alcancen dichos estados, este planeta brillará aún más que el Sol físico. Esta segunda misión de toda alma encarnada forma parte del Plan Divino y hace referencia a un acto de sacrificio y servicio del Espíritu, que voluntariamente ofrendaron a su polaridad opuesta, la materia. Un ejemplo de este tremendo poder lo tenemos resulto en la Sabana Santa, dónde, cuando el cuerpo físico de Jesús estaba muerto, Cristo penetro en él y lo Redimió, y fue tan poderosa la radiación interna que produjo sobre la materia física del cuerpo de Jesús que ésta emitió un fogonazo de luz y energía que se incrusto en la sabana que le envolvía. Este es el poder que tiene el Maestro sobre la materia, el cual la eleva a su más exaltada naturaleza de Luz.

Reencarnación. El ascenso de la VIDA del hombre a través de sus sucesivos cuerpos que va tomando, vida tras vida, logrando de esta manera cuerpos con más plenas y nobles capacidades de PENSAR, SENTIR y ACTUAR hasta alcanzar una completa exteriorización del Ser. Debemos recordar que nada se pierde e una reencarnación a otra. Actualmente la reencarnación forma parte esencial y dogma de algunas de las religiones más importantes de Oriente. En la India así como en Egipto, la reencarnación era base de la ética. Entre los Antiguos Judíos, los fariseos en general creían en ella, y se desprende de varias frases del Nuevo Testamento, que era creencia popular, como cuando Juan Bautista es considerado por Jesús como la reencarnación de Elías. La reencarnación indica volver a tomar carne, a REENCARNAR, tomar uno nuevo o sucesivos cuerpos. Se refiere también y en el mismo sentido a ENVOLVERSE repetidamente de envolturas físicas o carnales. Esto implica, desde luego, la existencia de algo relativamente permanente que entra y habita esas envolturas, que son como todos sabemos, transitorias. El ser humano sólo puede reencarnarse en el reino humano, es imposible retroceder en otros reinos inferiores al ya alcanzado. La doctrina de la Reencarnación nos sugiere la posibilidad maravillosa de poder tomar tantos cuerpos durante las edades necesarias, para poder ir perfeccionándonos, vida tras vida, hasta alcanzar la Maestría, y su consecuente LIBERACIÓN. Una vez se alcanza la Liberación, tras haber aprendido todas las lecciones de esta maravillosa escuela terrestre, el hombre ya no necesita volver a reencarnar, y si lo hace será voluntariamente, aunque eso sí, en condiciones muy diferentes.

Quizás también te intere leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error: Content is protected !!
Abrir chat
1
Hola soy Gloria ¿en qué puedo ayudarte?
Hola soy Gloria Santera, ¿necesitas ayuda?
Somos las mejores videntes de España
Powered by