Glifo central de la Cábala – Parte 5

Porangel

Glifo central de la Cábala – Parte 5

Pero ¿de qué modo nos afecta esto? Imaginemos que necesita usted algo que le sujete los papeles mientras practica un ritual. Ha visto usted una necesidad y, por lo tanto, se encuentra en el mundo de Atsilut. Luego, empieza usted a visualizar aquello que necesita. Está hecho de madera, es más alto por la parte de atrás que por delante para que se sostengan los papeles en un ángulo adecuado, y tiene una
repisa en la parte de delante para que no resbalen. Aquí, se encuentra usted en el mundo de Beriyá. A continuación, sale usted de casa y va a comprar madera, la corta de la forma adecuada, encaja las piezas del atril y termina el trabajo con una bonita capa de pintura. Aquí se encuentra usted en el Mundo de la Formación, Ha-o-lam Yetsirá. Finalmente, empieza a utilizarlo y actúa entonces en el mundo de Asiyá. Si alguna vez ha deseado usted cualquier cosa pero no ha sido capaz de conseguirla en su mundo, es muy probable que sea por haber ignorado la importancia de alguno de los Cuatro Mundos. Aprenderemos más sobre el proceso de conseguir cosas para nuestro mundo (Magia Gris) en lecciones posteriores.

Tal como se ha dicho anteriormente, la Cábala ha cambiado a lo largo del tiempo; no ha sido un sistema estático e inamovible. Existen otras versiones de los Cuatro Mundos. Un sistema sostiene que las divisiones de los Cuatro Mundos deberían incluir sólo la Sefirá superior, Keter, en el primer mundo. Las dos Sefirot siguientes se encontrarían en el segundo mundo. Las Sefirot del cuatro al nueve formarían el tercer mundo de Yetsirá y el cuarto mundo estaría formado únicamente por la última Sefirá, Maljut.

Otro sistema sostiene que en el interior de cada Sefirá ¡hay un A’ rbol de la Vida completo! Así, habría 100 Sefirot con los que tratar. Podríamos tener Keter en Keter, Hojma en Keter y así hasta diez Sefirot en cada Sefirá. Con este sistema, los mundos se complican considerablemente.

Otro sistema sitúa cuatro Arboles de la Vida, uno encima del otro, y cada Arbol representa un mundo (vea el dibujo de más abajo). En este sistema, hay cuarenta Sefirot. Finalmente, otro de los sistemas afirma que hay un Arbol de la Vida completo en cada una de las cuarenta Sefirot, lo que suma un total de ¡400 Sefirot! Aunque entrar en detalles sobre el significado de este último sistema sería anticiparse y resultaría demasiado complicado para este curso, quizás desee dedicar algún tiempo a examinar los diferentes mundos y las di-versas ideas que plantearía la existencia de Arboles de la Vida en el interior de las Sefirot.

Comparte con tus Amigos


Acerca del Autor

angel Vidente Medium, Natural y Sincera

Deja un comentario